Lograr que cualquier cliente se enamore de tu marca

Publicado en |

Cuando tienes una marca del producto que sea, a veces no es tan importante que tomes y tomes clientes con frenesí de la web, lo que importa es que los que ya tienes se vuelvan los primeros seguidores de tu marca, de tu web. ¿Cómo se logra eso? Lo primero que tienes que saber es que cada vez estamos más alejados por cuenta de los medios virtuales que bien han sabido como mostrarnos distintas formas de hacer las cosas, y de igual manera se ha perdido la franqueza y la individualización, así que para lograr que un cliente se vuelva más que un simple comprador, es necesario olvidarnos de la masificación, ya te explico porque.

Para nadie es un secreto que tener al menos 100 compradores por mes en nuestra web, es una de las mejores cosas que nos pueda pasar, pero ¿te has puesto a pensar que pasaría si en principio solo tuvieras 50 o 60 que se volvieran más que clientes? No podemos olvidar que nuestros usuarios son la mejor forma de hacer publicidad, por ejemplo, si quieres posicionar tu marca, ¿Cuántos de esos primeros 1000 clientes que mencionamos recomendarían en sus redes sociales tus productos?, ¿estás seguro que serán más de 5?, más sin embargo cuando creas una sensación de cercanía, es mucho más fácil que alguien regrese, incluso publicite tu marca en su red social.

Acércate: Como lo mencionamos al principio, el mundo virtual nos ha dejado grandes aciertos, pero también hemos sufrido de una pérdida enorme: la comunicación personal. Pero bien sabemos que precisamente para no gastar en una tienda física es una de las razones para montar la online, ¿verdad?, pero no debemos olvidar que nuestro cliente en ningún momento se convertirá en una máquina de ningún tipo, así que es mejor que él o ella sienta de que estamos ahí para resolver sus problemas.

Olvídate de los correos sistemáticos y en masa: ¿Alguna vez te ha llegado un correo que comienza con “Estimado/a”? la sola presencia de esa barra inclinada, nos quiere decir que ese correo fue enviado a más personas de las que crees, pues ni siquiera saben tu sexo para tratarte como tal. Debemos dejar de lado esa tonta premisa de responder a muchas personas en poco tiempo y con solo un correo, pues en lo personal, detesto que hagan eso.

Es mejor que te tomes el tiempo, antes de vender un producto, de formar un chat con tu cliente, donde le preguntes un poco a que se dedica, con quien vive, que le gusta hacer, y aproveches también para informarle que si aparece cualquier problema en el camino, tú estarás allí para resolverlo de inmediato, incluso le podrías dar un teléfono particular para que se comunique contigo para asuntos referentes a tu producto.

¿Qué cambia de lo anterior?: Todo en absoluto, acabas de crear una relación que va más allá de depositar dinero en una cuenta bancaria, le acabas de decir que no solo encontraste un vendedor de un producto que parece ser bueno, sino que también estás al tanto de sus falencias y sus buenos resultados. Eso posteriormente se traducirá en que posiblemente tu comprador les dirá a otros su experiencia, incluso podrá llevar el mensaje a su red social, y puede que te abras más puertas.

La humanización debe ser el motivo por el cual una organización crezca y un cliente se enamore de ella, de esa marca, pues solo basta con parecer más personas que máquina, para lograr una mayor aceptación del público que buscamos. Llegó la hora de convertirnos en amigos de lo que vendemos y en socios de nuestros socios.

MyMail WordPress Plugin free